BQEYZ KB100 El Chi-Fi equilibrista. Por Cqtek.

BQEYZ KB100 El Chi-Fi equilibrista. Por Cqtek.
  • Valoración del editor
  • Puntuación 4 estrellas
  • 80%

  • BQEYZ KB100 El Chi-Fi equilibrista. Por Cqtek.
  • Reseña de:
  • Publicado el:
  • Última modificación: 09/09/2019
  • Construcción
    Editor: 90%
  • Comodidad
    Editor: 75%
  • Accesorios
    Editor: 50%
  • Sonido
    Editor: 85%
  • Calidad/Precio
    Editor: 90%

Enlaces de compra:

penonaudio

penonaudio en Aliexpress

BQEYZ KB100

Especificaciones:

– Tipo de Drivers: 2 dynamic hybrid driver + 1 balanced armature
– Respuesta de frecuencia: 7-40KHZ
– Sensibilidad: 105 dB / mW
– Impedancia: 15Ω
– Conector Jack: 3.5mm
– Peso: 25±5g
– Longitud cable: 1.2m
– Tipo de conexión de la cápsula: 2pin 0.78mm

Presentación y contenido:

BQEYZ KB100

Dimensiones del paquete (Alto x Ancho x profundo):

  • 80x90x35 mm

Contenido:

  • BQEYZ KB100
  • Cable 2pin 0.78mm 1.2m
  • 3 pares de eartips de silicona S/M/L
  • Manual de instrucciones

La caja es elegante y de dimensiones reducidas, el producto viene bien protegido. Pero el contenido es el mínimo exigible.

Construcción y diseño:

El modelo enviado es el azul, cuyo color es muy vivo, eléctrico. Toda la cápsula es del mismo color a excepción de las boquillas, que son negras. Dichas boquillas son anchas, de 5,5mm, y están protegidas por un filtro plateado metálico. El material usado es aluminio mecanizado. Las cápsulas tienen forma de riñón, muy redondeadas en su exterior. Sin embargo el interior tiene más vértices, justo la parte susceptible al contacto con las orejas. Hubiese agradecido que dichas formas internas fueran más redondeadas para acoplarse mejor a la forma externa de nuestros oídos. Aun así el impacto con mis oídos es no es muy grande, y solo he detectado alguna molestia tras un tiempo relativamente largo. En la parte interior de las cápsulas hay tres agujeros, uno junto a la boquilla, que parece tapado en su interior, y otros dos, alineados con el conector de dos pines. En la parte exterior, en el centro, en la cápsula de la izquierda está escrita en blanco, la marca, y en la derecha, el modelo. Junto al conector se encuentran las letras R y L marcadas. Casi en el borde externo de la cápsula, hay un perfil sin pintar, en plateado, detalle que realza la forma singular de los IEMs.

BQEYZ KB100

Ajuste y ergonomía:

Las cápsulas, una vez encajadas, no pesan apenas. Pero como he comentado en el punto anterior, los vértices interiores pueden molestar tras el uso continuado. Esto es debido a que la inserción de estos IEMs es superficial, debido a que las boquillas no son muy largas. Así, es probable que las cápsulas puedan tocar con la zona externa de los oídos y provocar alguna molestia dependiendo de la anatomía de cada uno.

El nivel de aislamiento es bastante similar a otros IEMs de forma parecida, y ofrece un nivel de insonorización medio.

BQEYZ KB100

Sonido:

Los KB100 tienen una sensibilidad elevada y son muy fáciles de mover con cualquier fuente.

Para describir el sonido he usado mis eartips híbridas rellenas de foam, de fabricación casera, cuyo diámetro interior es de 4,5mm. Por mi particular anatomía casi nunca puedo usar las eartips que vienen de serie porque son pequeñas para mí y casi nunca consigo un sellado adecuado.

Perfil:

El perfil de los KB100 es bastante equilibrado, pero encuentro los medios su mejor zona, es el rango que ofrece mejor respuesta del conjunto, además de presencia.

Graves:

Quiero remarcar que no soy un bass-head, pero me considero amante de los bajos. Esta zona es la primera que reviso siempre de cualquier auricular. En principio por presencia de graves los KB100 no entrarían dentro de mis preferencias. A partir de ahí podría valorar la extensión hacia el subgrave, la profundidad, el ataque, la rapidez, la recuperación, el empuje, la linealidad, la textura, la naturalidad, la estratificación, etc…Y no pondría ninguna pega en alguna de esas cualidades Pero este modelo carece de la presencia y de la ganancia global de la zona respecto al resto de frecuencias que yo siempre busco.

El bajo no sorprende, llega con holgura hasta los 40Hz y responde adecuadamente en ese punto, proporcionando una profundidad aceptable. El golpeo es suave, contenido y la recuperación no es muy lenta. La linealidad es buena, no se aprecian jorobas en los bajos. El cuerpo, aislado de los medios, es aceptablemente completo.

En mi humilde opinión, la zona baja la podría considerar como de grado Hi-Fi, cumple bien su papel sin destacar sobremanera, pero insuficiente para aquellos que nos gusta disfrutar de la música electrónica en toda su extensión.

Medios:

Siguiendo mi orden de importancia, y por suerte, los medios son otra cosa. No echo en falta nada de ellos, ni tampoco me sobra algo. Desde un extremo al otro de este rango, los KB100 ofrecen un sonido tonalmente equilibrado, sin sibilancias por un lado (muy destacable el control en este sentido) y con suficiente cuerpo en el otro. Ni observo rastro de oscuridad ni tampoco excesiva brillantez en los medios altos, aunque no se trata de unos medios cálidos. Aparte de la presencia de las voces, sobre todo las femeninas, que son casi cenitales, con una gran proyección, cercanía y naturalidad; el rango es notablemente claro, limpio, transparente, pero no quirúrgico ni muy analítico. De nuevo el equilibrio predomina en el segmento para conservar todo en su justa medida, incluyendo la textura, la definición, la precisión, incluso la delicadeza.

Muy buen rango.

Agudos:

Los agudos vuelven a ser mi gusto, ya que gozan de muy buen control y naturalidad. La extensión es buena y el efecto sobre el resto de frecuencias es muy positivo, aportando detalle, riqueza y aire al conjunto, sin rastro de excesivo brillo.

Escena, separación:

Encuentro la escena moderadamente ancha, pero no muy profunda, pese a la limpieza, claridad y separación del sonido. La tridimensionalidad queda un tanto reducida por esa falta de profundidad.

El sonido ofrecido goza de buena recreación estereofónica y el posicionamiento instrumental es bastante coherente.

Comparaciones:

Fiio EX1

Compré los EX1, también de segunda mano, atraído por las críticas que leí sobre ellos, donde se destacaba la notable escena y separación que tenían, además de ofrecer un sonido muy abierto. Una vez fueron míos la falta de zona baja y la excesiva brillantez para mi gusto, los condenó.

Comparativamente hablando los KB100 ofrecen bajos más presentes, son menos brillantes y los medios son más cercanos, más cálidos y completos. Los platillos en los EX1 son más penetrantes y presentes, más desapacibles (los agudos en general). El KB100 es más equilibrado y el timbre es más natural frente al cariz generalmente brillante de los EX1.

Los KB100 son bastante más sensibles que los EX1, que necesitan más potencia para moverse.

Fiio FH1

Probé los FH1 durante un Tour de una tienda local y cuando encontré una unidad de segunda mano no dudé en comprarlos. Me gustó mucho la relación de los bajos y los medios, así como los agudos suaves.

Las diferencias entre ambos son grandes, los FH1 son principalmente más oscuros, cálidos y bajistas que los KB100. Los medios en los KB100 son bastante más luminosos en comparación, además de gozar de mayor presencia y claridad. La cantidad de detalle es mayor en los KB100. Los FH1 ofrecen un sonido más difuso en comparación, con unos bajos bastante más pesados y unos agudos limados que se extienden menos y tienen menos presencia.

Artiste DC1

Claras diferencias en ambos perfiles, más en V los DC1, balanceados los KB100. Como consecuencia, tanto los bajos como los agudos de los DC1 destacan sobre los KB100, mientras que los medios están más presentes en los KB100. En este sentido, y aunque los agudos de los DC1 son bastante buenos, los KB100 ofrecen un sonido más claro y abierto, también más brillante y frío, aunque las voces se mantienen sin sibilancia alguna. La buena presencia de los medios en los KB100 da una sensación de un sonido más completo y ancho en los KB100, pero se echa en falta mayor presencia en la zona baja, presencia que sí que poseen los DC1.

Ostry KC06A vs KB100 (bass mod)

Una vez que el bass mod ha sido realizado en los KB100 los graves ganan en presencia, obviamente. La duda es si elevar la presencia disminuye su calidad o se entromete en los medios. Tras varios días de prueba puedo concluir que no es así.

Los KC06A son unos IEMs muy sensibles con buena pegada en bajos, que además poseen buenos medios también. Lo primero que llama la atención tras compararlos es su diferente ajuste del sonido. Mientras los KC06A ofrecen un sonido más directo, más congestionado, algo más cálido y analógico, los KB100 siguen haciendo gala de su sonido más abierto y separado, con énfasis en las voces. Ni con el bass mod los KB100 llegan al nivel de presencia que ofrecen los Ostry, quedándose un peldaño, o casi dos, por debajo. Los bajos de los Ostry tienen más músculo, mayor pegada, mayor contundencia e incluso recuperación. Los KB100 siguen ofreciendo una zona baja suave, con profundidad y detalle, menos visceral pero bien definida y estratificada. Dan una sensación de mayor anchura mientras que los KC06A ofrecen un bajo más apretado.

Los medios de los KC06A son más apagados, como todo el sonido en general, gozan de buena presencia, pero se inclinan más hacia el lado oscuro. En esta zona se sigue apreciando la congestión del sonido y la falta de aire general. Mientras en los KB100 las voces, tanto masculinas como femeninas, siguen estando más presentes y más brillantes. El rango se representa con una riqueza en matices que los KC06A no pueden ofrecer debido a su falta de definición y resolución.

Los agudos de los Ostry suenan bastante bien y ofrecen buen detalle y definición. Existen detalles en los KB100 que parecen omitidos, puede que haya un valle acusado en alguna zona alrededor de los 6kHz o antes, porque hay platillos que suenan muy evidentes en los Ostry, sin llegar a ser penetrantes, que en los KB100 se perciben ligeramente.

En cuanto a escena, separación, claridad, aire, nivel de detalle, profundidad, recreación estereofónica, etc., los KB100 superan claramente a los KC06A.

Bass Mod:

El bass mod consiste simplemente en tapar con cinta adhesiva  el orificio situado en la base de la boquilla. Con ello se gana en presencia de bajos sin que ello perjudique el resto de frecuencias.

El proceso, al realizarse con cinta adhesiva, es reversible. Siempre puede probarse para ver si el sonido resultante gusta más o no.

El punto negativo del bass mod es la posible aparición del efecto Driver Flex.

BQEYZ KB100

Conclusión:

Cada día aparecen más marcas y modelos que conjugan varios drivers, mezclándolos en diferente proporción. Y no siempre se realiza de manera coherente o para buscar un sonido concreto. En esta ocasión, a priori, uno podría pensar que el uso de dos drivers dinámicos podría ofrecer un sonido claramente bajista. Y en absoluto es así. El driver dinámico para bajos es muy capaz de ello, pero ha sido ajustado para ofrecer una respuesta de mayor calidad que no de presencia. Mientras, el driver de medios ha sido ajustado de manera casi exquisita para representar el rango medio, de manera muy equilibrada, y sin ofrecer realces en los medios-altos que lastran el sonido. Por último, el driver BA, se ha integrado meritoriamente de manera coherente con el resto, siguiendo la pauta ya descrita y sin excederse negativamente en su rango.

Realmente estos IEMs han sido ajustados por un buen equilibrista.

Por último, y como punto positivo que ha hecho aumentar la nota global de la reseña, debo añadir la posibilidad de aumentar la presencia de los bajos realizando un mod muy sencillo. Y eso es algo que agradezco sobremanera, ya que no soy muy fan de tanto equilibrio.

Fuentes usadas durante el análisis:

  • xDuoo X3II
  • Audiodirect Beam

Pros

Sonido balanceado limpio y ancho. Grandes voces y medios. Agudos detallados pero suaves. Posibilidad de ganar presencia en la zona gracias a un sencillo mod. Ergonomía y diseño. Notable relación/calidad precio dado el sonido ofrecido.

Contras

Falta de presencia en la zona baja (sin Bass Mod). Accesorios mínimos.

Quizá te interese

Ir arriba